Crónicas mexicanas: Papa Francisco, ¡excomúlgueme, por favor!


Dios es una trampa, escondida en los templos católicos. De esta revelación tenemos que agradecer a la ultraderecha mexicana representada por el Frente Nacional por la Familia, el Episcopado y al Partido Acción Nacional.